Noticias

EDUCACION EN LA PRIMERA INFANCIA: ENTREVISTA CON LA ESPECIALISTA PATRICIA REDONDO


Según Redondo, no tiene por qué serlo: "Ante todo es una educadora".

Foto | Fuente de imagen: Hippos Siripo

Fuente: Diario Clarín, domingo 26 de julio de 2009

Por: Liliana Moreno


Cuanto más se dice que falta menos para ser maestro de inicial, hace falta más", dice Patricia Redondo, Magister en Educación y ex Directora de Nivel Inicial -incluye a chicos entre los 45 días y los cinco años- en la provincia de Buenos Aires durante la gestión de Adriana Puiggrós. A partir de este año arrima ese "más" desde la coordinación académica, que comparte con Estanislao Antelo, del posgrado "Educación inicial y primera infancia" de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

¿Cuál es el "estado de situación" de este nivel de la educación en la Argentina?

Nuestro país tiene una muy buena y larguísima historia educativa que llega hasta los años 90. Hoy, en cambio, el rasgo característico de la educación inicial es su desarrollo desigual. Hay enormes dificultades de prestación: no hay más de 100 mil vacantes en todo el país en jardines maternales públicos (para chicos de 45 días a dos años) y en las grandes ciudades, como Buenos Aires y La Plata, las madres hacen cola embarazadas para obtener una vacante para su hijo por nacer. Y si a la oferta educativa formal se suma la informal -jardines comunitarios, "comedores", "merenderos"- aún sigue siendo insuficiente. El Estado tiene una enorme responsabilidad en articular lo existente, establecer regulaciones y garantizar jardines maternales y de infantes para todo el universo de niños de la Argentina. Una cuestión que a veces pasa desapercibida es que la educación inicial es el primer tramo de la trayectoria escolar de los chicos.

No parece tener ese peso en la agenda pública y ni siquiera en el campo de la pedagogía.

Uno de los grandes obstáculos es que se piensa que para educar a los chicos más pequeños basta con algunas canciones y dos o tres herramientas básicas. Se infantiliza un vínculo educativo que hoy es de una gran responsabilidad. Si hay una enseñanza que ha ido adquiriendo mayor complejidad es la referida a la primera infancia. Los trabajos más vinculados a la neurociencia o al desarrollo del lenguaje, por ejemplo, siguen enfatizando la importancia de la atención y de la educación en los primeros 18 meses de vida.

Tampoco ayuda a jerarquizar este nivel de la educación la figura de la maestra como "una segunda madre".

Este es un mito. No sólo no es una segunda madre sino que no tiene por qué serlo. Un maestro que se forma y trabaja con nenes chicos es ante todo un educador. Más que poner el acento en el amor a los niños en todo caso habría que ponerlo en el amor a la enseñanza. Y la discusión es si educar en la primera infancia es una condición natural del hecho de ser mujer y madre. Por supuesto que no. Justamente la presencia de maestros varones en los jardines de infantes es altamente positiva aunque todavía son muy pocos. Porque si bien la feminización afecta al conjunto de la docencia, en este nivel es mayor. Mientras sólo en la provincia de Buenos Aires hay más de 20 mil maestras de inicial, en todo el país hay aproximadamente unos 200 maestros varones.

¿Qué desafíos tiene por delante la formación docente?

Hay un conjunto de temáticas que cruzan el campo y que no son tratadas con la suficiente rigurosidad y riqueza cultural. Entre otras, cómo construir ciudadanía en edades tempranas o el tratamiento del género. Desde cada vez más pequeños, los niños refuerzan los estereotipos de género. Por ejemplo, en un juego que incluye manejar, los chicos dicen: "No, las nenas no manejan". Y hay muy pocas intervenciones educativas que alteren estas concepciones. Otro tema importantísimo es incorporar que las nuevas generaciones hoy crecen inmersas en la cultura de la imagen y debemos poder trabajar con ellas el lenguaje audiovisual no como réplica del formato de los medios de comunicación. También es una tarea pendiente cómo formar a un niño en una educación intercultural. Doy un caso: en una sala de jardín de infantes en El Impenetrable, el Chaco, los chicos se dividían en criollos, wichis y blancos. "Ellos se sientan así naturalmente", me dijo la maestra. ¿Cuál es la tarea educativa ahí?: producir la mezcla, que la estratificación que se da por fuera, se subvierta.


PROYECTOS PRESENTADOS
PROTECCION DE DOCUMENTACI [...]
INSTITUTO ARGENTINO PARA [...]
REGIMEN DE PARTICIPACION [...]
LIBROS PUBLICADOS
“El inspector Ratier y los maestros de tierra adentro”

“Cartas a los educadores del siglo XXI”
“Rodolfo Puiggrós. Retrato familiar de un intelectual militante”

TWITTER
FACEBOOK